miércoles, 20 de diciembre de 2017

Gatos

> Por Charles Bukowski.  





Lo sé, lo sé. Son limitados, tienen diferentes necesidades e intereses. Pero los observo y aprendo. Me gusta lo poco que saben, y es tanto. Se quejan pero nunca se preocupan, andan con sorprendente dignidad. Duermen con una sencillez directa que los humanos no pueden entender. Sus ojos son más bonitos que los nuestros y pueden dormir veinte horas al día, sin dudas ni remordimientos. Cuando me siento mal me basta con mirar a mis gatos y mi valor regresa. Estudio a estas criaturas. Son mis maestros.

1 comentarios:

pvto caesar dijo...

Comulgo en todo lo expuesto. Bukowski?, ...en serio?. Siempre dejaré cosas por el camino. Congratulations por el blog!, enorme man!